Artemio Lupín

Un blog literario, cultural y satírico que pretende practicar la crítica social y de costumbres.

My Photo
Name:
Location: Santiago, Chile

Saturday, February 13, 2010

Empresarios le ponen nota a ministros-gerentes: El Chile que se viene


Leo en El Mercurio, del día sábado 13 de febrero, la “noticia” que reproduzco más abajo en cursiva, y no sé francamente si reírme o llorar. La endogamia de la elite dominante ha llegado a límites que superan a la imaginación. Y me da la impresión de que todavía no hemos visto nada…

O sea, ahora no basta con vivir en el mismo barrio, haber sido educados en los mismos colegios y luego haber concluido la formación académica en la Pontificia Universidad Católica, a lo que debe añadirse algún posgrado en alguna universidad estadounidense. Dándole un giro más a la tuerca, son los empresarios, según Economía y Negocios del “decano”, los únicos que al parecer están en condiciones de evaluar, como corresponde, a los integrantes del futuro gabinete de Sebastián Piñera.

¿Y qué pasó, entonces, con la idea de que la administración piñerista no debía ser un exclusivo “club de amigos”, todos con casa en Cachagua o Zapallar, como lo planteó en su momento el inefable analista Patricio Navia, al intentar plantearle condiciones a su nuevo candidato, luego de darse una voltereta desde el campo del marquismo al de la Coalición por el Cambio?

Se nota que no lo tomaron muy en cuenta… Lo que trae a mi memoria un viejo dicho latino: “Roma paga a los traidores pero no los respeta”. La lata es que el respetable público deberá seguir tragándose de aquí en más, pese a sus escandalosas vueltas de chaqueta, sus presuntamente equilibrados y objetivos análisis políticos en La Tercera, dado que el mercado informativo chileno no ofrece, por ahora, ningún atisbo de pluralidad. Y sólo pueden opinar en los medios consolidados quienes agradan a los empresarios y a la “gerentocracia” en alza.

Eso sí: podemos quedarnos todos muchísimos más tranquilos, puesto que la nueva vocera del gobierno entrante, Ena von Baer, ha prometido que los futuros ministros resolverán cualquier conflicto de intereses que se pueda generar a partir de su condición de funcionarios públicos e integrantes de directorios de empresas privadas. Los “Piñera boys” juran y rejuran que ahora sólo velarán por el interés público.

De hecho, Juan Andrés Fontaine no volverá a pisar una farmacia en su vida, para que no se recuerde que alguna vez estuvo ligado a la colusión de las grandes cadenas del rubro. Y el nuevo canciller, Alfredo Moreno Charme, romperá públicamente su CMR, y a partir de ahora encargará sus trajes a Almacenes París o Ripley, para que ningún mal pensado pueda ni siquiera especular con la idea de que la nueva política exterior chilena estará entrelazada con los destinos de Falabella en Perú o Argentina.

Para terminar, propongo nuevas posibilidades de artículos que los genios de Santa María de Manquehue deberían considerar para sus pautas: La Sofofa y la Confederación de la Producción y el Comercio califican a los dirigentes sindicales, en una escala que va del 1 al 7 (el que saca menos de 4 se va para la casa…). Kike Morandé, Miguelo y el “Negro” Piñera definen entrega de los nuevos Fondart y de las becas del Consejo del Libro.

Después de todo, si lo que el país ha elegido es que gobiernen los “mejores”, es super coherente y lógico que los que tienen la sartén por el mango (y el mango también…), sean quienes, en un proceso de calificaciones abierto y transparente, le pongan nota a sus empleados más calificados y competentes.

¿Chile país esquina con vista al mar, decía usted, como la legendaria obra del Ictus de los años 70? ¿O un país administrado por sus propios dueños, como los restaurantes de provincia, según el nuevo chiste que circula en Tontilandia?

Como sea, si algún efecto adverso esto puede tener para los propulsores del “cambio” y el giro a la derecha, es que con su soberbia y revanchismo pueden terminar por reeditar aquello que parece ya olvidado en el desván del pasado (y que es lo que menos desean): la vieja lucha de clases, con ricos contra pobres, a partir de odiosas exhibiciones de poder absoluto en la que la mayoría de los chilenos, que no nació en cuna de oro, se siente discriminada y excluida.


50 empresarios y ejecutivos colocan nota seis al gabinete económico del Presidente Piñera

El criterio en el que los ministros, en su conjunto, obtienen su mejor calificación es en "capacidad técnica", donde logran nota 6,5. Encuestados destacan el peso de la dupla Felipe Larraín (Hacienda) y Juan Andrés Fontaine (Economía).

Equipo Economía y Negocios

Una positiva impresión dejó para el mundo empresarial privado el nombramiento del gabinete económico que, a contar del 11 de marzo próximo, encabezará el proceso de reformas en esta área, cuál es el eje del programa del Presidente electo, Sebastián Piñera.

Economía y Negocios encuestó a 50 empresarios, ejecutivos y directores de diversos rubros de la economía chilena, consultándoles qué nota le colocan al nuevo gabinete en su conjunto en cinco criterios: "capacidad técnica", "capacidad política", "experiencia", "capacidad negociadora" y "capacidad de gestión". ¿El resultado? En promedio, los siete ministros del área entran a la administración con una media de nota seis.

El gabinete ecómico por el cual se consultó comprende las carteras de Hacienda (cargo que ocupará Felipe Larraín), Economía (Juan Andrés Fontaine), Trabajo (Camila Merino), Energía (Ricardo Raineri), Minería (Laurence Golborne), Mideplan (Felipe Kast) y Agricultura (José Antonio Galilea).

El mejor y el peor

El criterio mejor evaluado por los empresarios y ejecutivos -con un promedio de 6,5- fue "capacidad técnica", incluso con varias calificaciones individuales con un 7. En "capacidad de gestión" la nota llega a 6,4, siendo el segundo criterio más alabado.

Por contrapartida, la evaluación más baja está en capacidad política, que alcanza sólo un 5,4. Por debajo de la calificación promedio está también el criterio "experiencia" (5,8).

Adicionalmente, los privados destacan el estilo "ejecutivo" de la administración de Piñera, lo que se suma a la propia impronta del Presidente electo.

"Hay muchas personas trabajando en el nuevo gobierno que quieren hacer las cosas bien. Creo que es fundamental que se fortalezca el trabajo público-privado, lo que pienso que el gabinete electo hará", plantea uno de los encuestados.

"Me parece que es un gabinete realmente de excelencia", señala un alto ejecutivo del área energética.

También hay voces disidentes. Uno de los empresarios, sencillamente no quedó conforme con los nombramientos en Minería (Laurence Golborne) y Energía (Ricardo Raineri) porque, en su opinión, se trata de personas que no han demostrado capacidad de negociación y eso puede pesarles.

Labels: , , , , , , ,

1 Comments:

Blogger LOBA said...

No sé de política y no puedo abstraerme de ella, allí esta con su traje de aparente acción social. Que falta tenemos de lideres reales a quienes seguir en las luchas que realmente interesan. Esas agenas a la compra y venta o al negocio barato de compra influencias. Yo sé de poesía y ya..... con eso tengo bastante.......Un abrazo me gusto tu blog

4:21 PM  

Post a Comment

<< Home